Orígenes del biofeedback

origenes El biofeedback es una tecnología que apareció en los años sesenta en los Estados Unidos. La primera utilización del biofeedback fue la del biofeedback EEG (electroencefalograma) con las producciones de ondas alfa. Pero los fundamentos del biofeedback remontan a mucho más lejos en el tiempo:

Hacia 1780, Galvani, médico y físico, descubre la presencia de electricidad en el cuerpo e inventa galvanómetro.

En 1875, el médico británico Richard Caton constató sobre animales que la actividad eléctrica del cerebro estaba vinculada a la actividad mental. En 1888, a partir de los trabajos de Galvani, Féré pone de relieve la relación entre la resistencia a la superficie de la piel y el estado emocional.

A partir de 1911, se estudiaba la relación entre las situaciones emocionales y el ritmo de la respiración. En el mismo período, estudios se refirieron a la relación entre excitación y ritmo cardíaco. (James Mc Kenzie, un cardiólogo inglés).

En los años 20, el neuropsiquiatra alemán Hans Berger registró el primer electroencefalograma humano. Ya pensaba que algunas señales anormales reflejaban desórdenes clínicos.

Es en 1960 cuando nace el biofeedback pero su desarrollo de verdadero comenzó en 1969 con la creación del “Biofeedback Society of America”.

origenes-2 Dentro del biofeedback encontramos una modalidad que cada día está más extendida: el neurofeedback. También conocido como EGG-Biofeedback, es una parte muy específica del biofeedback que se centra en la actividad eléctrica del cerebro y que, por lo tanto, enseña a controlar las ondas cerebrales para ajustar el estado mental.

En los años 70 y 80 aparecieron las bases normativas que permitían observar las señales cerebrales de un individuo con el fin de establecer un vínculo entre señales cerebrales particulares y distintos síntomas. Durante esta misma década se concibieron los primeros equipamientos de Neurofeedback informatizados. Se cuenta actualmente una media docena de fabricantes por alrededor de 3000 usuarios profesionales en el mundo.

Hoy día las aplicaciones del Neurofeedback son múltiples y sus disposiciones de aplicación son muy distintas. Eso va desde el médico, el neurólogo, el psiquiatra, del psicólogo médico, hasta el experto en biofeedback.