Memoria

MEMORIA (5)

Procesos cognitivos superiores como la percepción, el aprendizaje y la memoria, son los procesos mediante los cuales adquirimos, guardamos y recuperamos la información. Esta información puede ser recuperada de forma voluntaria y consciente y otras de manera involuntaria.

La memoria humana es la función cerebral que tiene como resultado las conexiones sinápticas entre las neuronas, en las que el ser humano puede retener experiencias pasadas. Los recuerdos se crean cuando las neuronas integradas en un circuito refuerzan la intensidad de la sinapsis.

En cuanto a la capacidad de memoria, se calcula que el cerebro humano puede almacenar tal cantidad de información que llenaría más de veinte millones de volúmenes de una de las mayores bibliotecas. En cambio, según algunos neurocientíficos han calculado que utilizamos en toda una vida sólo una diezmilésima parte del potencial del cerebro (0,0001). ¿Cómo seríamos si trabajásemos más la memoria?

MEMORIA (4)

Si no contáramos con la memoria, otras facultades básicas como la percepción, a través de los órganos de los sentidos, sería inútil, porque cada vez que percibiéramos algo sería como algo nuevo y jamás sabríamos como actuar en consecuencia con lo percibido. La base de la experiencia de lo que ya aprendimos es necesaria.

En la medida en que una información se organiza, utiliza, complementa, evoluciona o cambia, y es útil, estamos hablando de una función cognoscitiva de gran importancia. La memoria influye en nuestra vida.

La memoria puede ser a corto plazo y a largo plazo (entre otras).

La memoria a corto plazo es limitada. La duración temporal de la información es breve, entre 17 y 20 segundos. Si la información se interpreta y organiza de forma lógica, puede ser recordada durante más tiempo. Dato importante para el ámbito escolar.

La memoria a largo plazo contiene nuestros conocimientos del mundo, realidad social y cultural, así como nuestros recuerdos, el lenguaje, los conceptos… Aquí la información sí está organizada, facilitando su acceso cuando es necesario, siempre y cuando la memoria haya sido trabajada, puede durar un día, un año o toda una vida.

Memorizar es una tarea difícil y las técnicas de memoria no la hacen más sencilla sino más efectiva. Es una habilidad aprendida que requiere esfuerzo, pero si uno se conforma con su memoria tal y como es… le gusta poco el esfuerzo mental.